Aikido

El Aikido es la "Vía de la Armonía", un Arte Marcial o Budo que permite defenderse con las manos desnudas del atacante, ya sea uno o varios adversarios, armados o sin armas. Pudiendo ser practicado por cualquier tipo de personas, edad o sexo, incluso niños o personas mayores.

En el apartado físico el Aikido representa un método educativo completo. La práctica de esta disciplina mejora la salud en general, desarrolla armónicamente todas las partes del cuerpo, fortalece y flexibiliza articulaciones, corrige la columna vertebral, controla la respiración y fortalece físicamente y equilibra la coordinación física y mental.

Su fundamentos técnicos incluyen el estudio del desequilibrio del adversario, el conocimiento y la utilización de la energía (Ki) y el desarrollo de los reflejos. La base mental del Aikido, el principio de "No Violencia", hace que sea una disciplina física y moral completa, de una extraordinaria eficacia cuya práctica regular conduce al perfecto equilibrio del cuerpo y espíritu. Adquiriendo valores de cortesía, modestia, bondad, lealtad, coraje y un dominio de sí mismo. Es un Arte de Defensa ideal que trata de deshacer la agresividad de su adversario demostrándole la inutilidad de sus ataques.

El Aikido, es uno de los "Budos" más recientes, desarrollado en Japón por el maestro Ueshiba Morihei (1883-1969) y constituye una síntesis de todas las Artes Marciales japonesas practicadas durante siglos.

La práctica de Aikido de la Escuela Kyudokan Dojo, se enriquece de unas prácticas de armas tales como el Tambo (palo corto de 40 cm), el Jo (palo mediano de 1,27 cm), el Tanto (cuchillo), y el Bokken (espada de madera).